Sherlock, His Last Vow

Sherlock_s3_ep3

Finalmente la tercera temporada de Sherlock ha llegado a su fin con el episodio His Last Vow y, ¡vaya!, los malditos bastardos de Steven Moffat y Mark Gatiss lo han hecho de nuevo.

Spoilers…

Algunos momentos destacables del episodio:

– Todos sospechábamos que Mary ocultaba algo, pero la forma de revelarlo con Mary disparándole a Sherlock simplemente brillante. Y luego aún más brillante la forma de Sherlock y Watson para descubrirla.

– Sherlock sí que se toma en serio lo de trabajar encubierto, al menos hasta que Watson lo descubre: “I’m undercover.” “No, you’re not.” “WELL, I’M NOT NOOOOW.”

– Charles Augustus Magnussen un villano como pocos, genial y al mismo tiempo totalmente perturbador y asquerosamente desagradable. No se merecía otro destino, no puedes ir y orinar en la sala de alguien y no esperar consecuencias.

– Genial esa escena cuando Watson descubre que Sherlock tiene novia. Sherlock podría haberse revelado como un Zygon y Watson habría estado menos sorprendido.

– Por cierto, sí que Watson es el mejor amigo de Sherlock. No hay sacrificio que Sherlock no haría por su amigo,  puede literalmente vencer al muerte, recibir una bala y no darle importancia o ser acusado de traición. Watson debería considerar seriamente ponerle “Sherlock” a su hija.

– Nuevamente en Sherlock todo queda en familia. Ya habíamos visto que la actriz que interpreta a Mary es la novia en la vida real de Martin Freeman y que los padres de Sherlock son los padres reales de Benedict Cumberbatch. Y ahora el papel del joven Sherlock lo hace uno de los hijos de Steven Moffat.

– Siguiendo con la familia, a quién se refiere Mycroft con el  “otro” cuando le mencionan si no esta siendo compasivo con su hermano.

– Y por supuesto el final. Sherlock parte a un brutal exilio… de 4 minutos, entonces:  “Did you miss me?”, Jim Moriarty está de vuelta. Hace dos años en este momento nos preguntábamos como demonios Sherlock sobrevivió a la caída, ahora nos preguntamos cómo demonios Moriarty sobrevivió a volarse los sesos. Como decía, los malditos bastardos de Steven Moffat y Mark Gatiss lo han hecho de nuevo. Y si alguien tiene dudas del regreso de Moriarty, solo hay que ver los créditos hasta el final.

Ahora solo queda esperar que no tengamos que esperar hasta el 2o16 para descubrirlo.

Sherlock, The Sign Of Three

Sherlock_s3_ep2

Y bien, Mark Gatiss, Steven Moffat y en este caso Stephen Thompson (el tercer guionista) lo hacen de nuevo. El camino fácil para la boda de Watson era algo que el nuevo villano secuestrara a Mary, que alguna tragedia acechara la boda o cualquier cosa parecida. Pero no, y optan por abrazar aún más la comedia que vimos en el primer episodio.

Spoilers…

Puntos notables del episodio:

– Esta vez Sherlock se enfrenta a su mayor desafío: Ser el padrino de su amigo y vaya que se lo toma en serio, ocupando prácticamente todo el episodio en ello. Ciertamente Sherlock no se esperaba que Watson se lo pidiera, el solo saber alguien lo considere su mejor amigo fue casi como si le dieran con martillo en la cabeza.

– Por supuesto el punto más alto es la despedida de soltero de Watson. Toda la sub-trama de Sherlock y Watson borrachos es simplemente hilarante. Los dotes para la comedia de Benedict Cumberbatch y Martin Freeman notables… Am I the King of England?.

–  Este, se podría decir, es el episodio más personal de Sherlock. Nos metemos literalmente en su cabeza (no se ha olvidado de Irene Alder), lo vemos como nunca lo imaginamos y descubrimos que esa hostilidad hacia la gente es más que nada una máscara.

– Mary ha logrado adaptarse perfectamente a bien a la relación de Watson y Sherlock, pareciera que siempre fue parte del grupo. Y por cierto, parece entender a Sherlock como pocos y sabe perfectamente como tratar con él.

– Por supuesto se trata de Sherlock , tiene que resolver un crimen. Y qué mejor hacerlo mientras se da el discurso.

– Sherlock es realmente un solitario, sabe bailar (y le gusta), perfectamente podría haber ido más allá con la madrina, pero decide irse. Como bien dijo Mrs. Hudson: Who leaves a wedding early? So sad,  pero Sherlock sabe que las cosas van a cambiar.

Y el único punto negativo, ya queda un solo episodio.

The Empty Hearse, Sherlock regresa

Sherlock_S3

Luego de dos largos años de espera finalmente Sherlock a regresado con el episodio The Empty Hearse (El Coche Fúnebre Vacío) y vaya forma de hacerlo.

Algunos momentos destacables del episodio:

Spoliers…

– Primero y en una muestra de genialidad Moffat y Gatiss hacen algo totalmente inusual, deciden icluir a la audiencia -a nosotros- como parte de la trama. Lo hacen con el personaje de Anderson y su club de fans, incluso se dan el lujo de incluir las más disparatadas teorías de cómo Sherlock sobrevivió a la caída. Brillante.

– Y sobre el cómo lo hizo, la tercera opción en palabras del propio Gatiss es bastante plausible. Y por supuesto para Anderson y para nosotros resulta un poco decepcionante. No me extrañaría que aún quede algo por descubrir.

– Bien me pareció que Mycroft, un alto y brillante funcionario de inteligencia, no podía ser tan torpe de entregar su hermano tan fácilmente. Todo era parte del plan de ambos para derrotar Moriarty. Por cierto genial el chiste de poner a los dos hermanitos Holmes jugando Operation.

– Siguiendo con la familia, sabíamos que Mary sería interpretada por Amanda Abbington la novia en la vida real de Martin Freeman. Lo que no sabíamos era que aparecerían los padres de Sherlock, qué parece ser la primera vez que se hace en una historia de Sherlock Holmes, y qué estos no serían otros que los verdaderos padres de Benedict Cumberbatch.

– Por cierto toda la trama del inminente atentado en Londres no es más que la excusa para reunir a Sherlock y Watson. Sherlock por supuesto no podía ser más inoportuno para presentarse y aquí Martin Freeman está brillante con esa mirada, Watson no sabe si abrazar a su amigo o partirle la cara. Opta por una opción intermedia y decide extrangularlo, luego en serie de gags cada vez que que Sherlock trata de explicarse solo empeora las cosas desatando la furia de Watson. Genial también ese diálogo entre Mary y Sherlock: “¿Conoces algo de la naturaleza humana?. ¿Naturaleza?, no. ¿Humana?, no”.

– Otro gran momento es Molly reemplazando a Watson, gran forma de darle las gracias de parte de Sherlock. Probablemente su momento más “humano” es cuando le agradece y le dice que ella al final era la única que contaba. Eso sí, alguien debería mostrarle a Molly ese episodio de Friends cuando Rachel empieza a salir con Russ.

– También geniales esas escenas de Watson atendiendo sus pacientes intercaladas con las escenas de las investigaciones de Sherlock. Y en defensa de Watson, el pobre viejo de verdad parecía Sherlock disfrazado.

– Y finalmente tenemos nuevo villano. Habrá que esperar los próximos episodios para ver que trama (por cierto, sí que Watson está de buen ánimo con el regreso de su amigo y su futuro matrimonio. Digo porque trataron literalmente de quemarlo vivo y su reacción no ha sido mayor a la de alguien que se hirió al afeitarse).

En resumen gran regreso. Fácilmente Mark Gatiss podría haber escrito un trágico episodio, lleno de resentimientos y culpas por parte de Watson y Sherlock, pero inteligentemente opta por el humor y logra en un divertido y genial episodio, lleno de acción, de guiños a los fan y al propio Conan Doyle, en donde Sherlock se convierte en el héroe que siempre a querido ser.

Sherlock regresa este 1 de Enero

Finalmente y luego de una larga espera descubriremos como demonios Sherlock sobrevivió a ese salto desde un edificio: Sherlock regresa este 1 de Enero.

El episodio escrito por Mark Gatiss se titula The Empty Hearse (El coche fúnebre vacío) y recuerda por supuesto el título de The Empty House (La Casa Vacía) de Arthur Conan Doyle en que precisamente Sherlock Holmes regresa de la muerte. Y además explica la particular forma que encontró la BBC para promocionar el estreno, con este coche paseando por las calles de Londres:

sherlock_3

 

Sherlock Serie 2: The Reichenbach Fall

Spoilers…

“Yes of course there’s going to be a third series – it was commissioned at the same time as the second. Gotcha!”

A las pocas horas de haberse emitido el tercer episodio de Sherlock Steven Moffat confirmaba via twitter la tercera serie. Como sospechábamos era muy muy improbable que la BBC terminara con de sus mejores series y eso que Moffat y compañía se aburrieron en las semanas previas de insinuar la muerte de Sherlock. Pero aquí ya sabemos que Moffat miente.

La confirmación que Sherlock sobreviviría vino básicamente en la escena inicial, si en ella nos anunciaban que el héroe estaba muerto lo más probable era que no lo estuviera. Lo importante era entonces ver como llegábamos a ese punto y vaya forma de hacerlo.

En The Reichenbach Fall vemos como Sherlock inexorablemente cae en la trampa final de Moriarty. Este a desarrollado un elaborado plan cuyo último fin es la muerte de Sherlock, pero no sin antes destruirlo por completo  (“I will burn you”) al quitarle todo su prestigio y convertirlo en un farsante, en un fraude. El plan de Moriary, para delicia de la oficial Donovan, es hacerle creer a todo el mundo que todos los casos de Sherlock son un fraude, que él lo planeó todo, que él cometió los crímenes y que incluso Moriaty es un actor contratado por Sherlock. La última parte del plan es el suicidio de Sherlock y es la única que falla (otra clave más que Sherlock viviría, pues este nunca se suicidaría), pero el resto es magistralmente diabólico.

Sherlock está en la cúspide de su fama cuando Moriaty entra en juego irrumpiendo en la Torre de Londres, el Banco de Inglaterra y una prisión con una especie código maestro, pero solo para entregarse e ir a juicio con Sherlock como testigo principal; por supuesto chantajea al jurado y sale libre solo seguir en su cruzada contra Sherlock (por cierto, ¿qué hace éste cuando sabe que lo visitará Moriaty?, ¿tiene lista su arma?. No, tiene listo el té. Genial).  Secuestra a los hijos del embajador estadounidense y convierte a Sherlock en el principal sospecho, lo hace huir y convertirse en un fugitivo (gran escena esa de Sherlock y Watson huyendo esposados por las calles de Londres). Lo convierte en blanco de asesinos en busca del supuesto código, que nos es más que otra trampa que ingenuamente – a estas alturas ya no puede pensar con claridad- Sherlock se cree; no existe tal cosa como ese código “mágico”. Y luego el golpe final: Sherlock es un fraude y el que ayuda en ello es Mycroft su propio hermano. Finalmente el propio Sherlock se da cuenta que su única salida es seguirle el juego a Moriarty y morir. La confrontación final tiene lugar en el techo, tal como sospechaba Sherlock él debe morir. Moriarty lo obliga a suicidarse: si no lo hace sus amigos morirán y el último detalle solo podrá salvar a sus amigos mientras Moriarty siga vivo… y en ese instante se suicida. Sherlock está atrapado, si quiere salvar a sus amigos no le queda otra alternativa que saltar del techo frente a los ojos de Watson. Pero evidentemente el héroe no puede morir y para ello contará con la ayuda de Molly, es irónico que la chica a la que siempre trató casi como parte del equipamiento sea la única en quien puede confiar en ese momento y la única que puede salvarlo (para los detalles habrá que esperar hasta la serie 3, pero apostaría que es el cadáver de Moriaty el que está en la tumba de Sherlock).  Es cierto, Sherlock vive. Pero el que se sale con la suya es Moriarty, literalmente ha quemado a Sherlock, a los ojos del mundo es un fraude.

En resumen gran episodio y gran guión de Steve Thompson. Benedict Cumberbatch está en uno de sus mejores momentos, está vez vemos a un Sherlock más humano, incluso uno que se quiebra al final. Martin Freeman por su parte es un lujo de Watson, increíble esa escena frente a la tumba de Sherlock donde realmente conmueve.  Y por supuesto está Andrew Scott como Moriarty, el mejor villano y psicópata visto en mucho tiempo. Lástima que muriera, pero creo fue una buena decisión, el tenerlo eternamente enfrentado a Sherlock habría terminado minando la serie.

Estamos recién en enero, pero creo que es seguro decir que Sherlock estará por lejos entre lo mejor del año. Felicitaciones a Steven Moffat y Mark Gatiss. El único pero… para cuándo la serie 3, ¿2012, 2013… 2014?.