Doctor Who Serie 7, Asylum of the Daleks

Vamos a decirlo de una vez, Steven Moffat es un puto genio.  O si no, cómo se explica que pueda lograr que un completo adulto se sienta como si tuviera 8 años de nuevo, Doctor Who está de vuelta.

Spoilers…

Empecemos por lo más importante, la gran sopresa que logró mantenerse en secreto, Jenna-Louise Coleman la nueva companion está aquí. Cuando todos esperábamos que recién apareciera para el especial de navidad Moffat la presenta en el primer episodio de la serie y qué hace luego, por supuesto la mata. En lo personal me encantó el personaje, quiero ver más de ella ahora ya.

Sigamos con el episodio entonces. Los Daleks están en problemas, Amy y Rory están en problemas, el Doctor deberá resolverlo. Los Daleks han descubierto que la seguridad de su planeta asilo para Daleks dementes está comprometida y no quieren ver a sus residentes andando por ahí por su cuenta, pero tienen demasiado miedo para enfrentarse ellos mismos con el problema, qué hacen entonces, evidentemente envían al Doctor y sus companions. Por su parte Amy y Rory acaban de firmar su divorcio cuando son secuestrados y enviados junto al Doctor al asilo de Daleks, juntos simplemente deberán desactivar los escudos -la única forma de escapar- para que los Daleks puedan cómodamente volar el planeta desde la órbita.

Como decíamos la seguridad del asilo está en riesgo, un crucero estelar se ha estrellado allí y su sistema de seguridad, una red de nano-bots que convierten cualquier materia orgánica -viva o muerta- en un títere de los Daleks ha fallado, pues hay un sobreviviente: una chica llamada Oswin, la genial Jenna-Louise Coleman. Ella lleva un año allí ocupando su tiempo en cocinar soufflés sin demasiado éxito y convirtiéndose en una hacker experta en tecnología Dalek, esto con un éxito sorprendente. Y es ella la que será vital para que al Doctor y los ex-Pond puedan escapar del asilo y por supuesto puedan también rescatarla.

Para poder cumplir su objetivo los Daleks les han dado al Doctor, Amy y Rory una pulsera especial que los mantiene a salvo de los nano-bots, pero en un momento Amy pierde la suya y está en peligro de convertirse en un nuevo humano-dalek. Esto es usado hábilmente por el Doctor para obligarlos a hablar de su situación personal. Resulta que Rory siempre ha querido tener hijos, pero debido a los sucesos del secuestro de Amy y el nacimiento de Melody (River) Amy ya no puede hacerlo [1], decide entonces dejar a Rory para que él pueda tener hijos con alguien más. El truco del Doctor funciona y pronto tenemos a los Pond de vuelta juntos. Mientras tanto éste va en busca de Oswin, solo para descubrir que ella es en realidad un Dalek, la verdadera Oswin fue en algún momento capturada por los nano-bots y convertida en Dalek, pero de alguna manera su consciencia sobrevivió creando un mundo de fantasía en su mente. El claramente lo sospechaba, ¿de dónde saca la leche?. Finalmente el Doctor, Amy y Rory logran escapar gracias a una última ayuda de Oswin antes de morir.

Puntos Interesantes del Episodio:

-Me gustaron los “humano-daleks” de Moffat, mejores que ese Dalek humano de RTD.

-Descubrimos porque los Daleks nunca han matado al Doctor, aman odiarlo.

-Buen chiste el de los huevos,  Eggs…. Exterteminate.

-Karen Gillan y Arthur Darvill particularmente brillantes, lo mismo para Matt Smith y Jenna Louise Coleman.

-La nueva secuencia inicial (se supone que cambiará en cada episodio) y la nueva versión del tema inicial por Murray Gold que está mucho mejor que las versiones anteriores.

Doctor Who?. En un momento clave del episodio Oswin borra de la red de datos de los Daleks todo conocimiento del Doctor y terminan preguntándose Doctor Who? (¿qué Doctor?). Algo se trae Moffat entre manos.

-Y por supuesto Jenna-Louise Coleman, gran y bienvenida sorpresa. Habrá que ver como se las ingenia Moffat para traerla de vuelta para el especial de navidad. Y que bien que por primera vez desde el regreso de Doctor Who en 2005 la companion oficial al parecer no sea terrícola y si finalmente lo es, al menos es del futuro [2].

Bienvenida, chica soufflé

[1] Eso se puede solucionar en forma relativamente fácil, al Doctor no le costaría nada llevar a Amy a aquél hospital de New, New, New, New (etc) York, donde no deberían tener problemas en tratar a Amy.

[2] Desde 2005 todas la companions oficiales Rose, Martha y Donna han sido humanos del planeta Tierra y del presente, pero en la época clásica abundaban los extraterrestres (todos de aspecto humano, sin contar a K-9 y a los companions de novelas, comics y  audio-libros).

Anuncios