Doctor Who, Twice Upon A Time

DW_twice_upon_a_time

Spoilers

…Doctor, I let you go. Claramente ese no era el Doctor o Peter Capaldi. Ese era Steven Moffat frente a la pantalla de su computador escribiendo sus líneas  finales para Doctor Who.

Solo que ese no era al plan original de laBBC, The Doctor Falls debió ser el episodio final de Capaldi y Moffat. Chris Chibnall y Jodie Whittaker debían debutar para navidad, solo que los múltiples compromisos de Chibnall le impidieron hacerse cargo de Doctor Who a tiempo. Ante esto Steven Moffat se vio “forzado” hacerse cargo del Especial de Navidad, cuando ya había escrito todo lo que tenia que escribir para Doctor Who y la verdad funciona como un brillante epílogo para cerrar su era. Aquí, para decepción del Doctor, ya casi no hay monstruos que combatir, los únicos monstruos que quedan son sus demonios internos.

El tipo está cansado, lleva miles de años siendo El  Doctor y simplemente se niega a regenarse, quiere morir. Pero la TARDIS no puede permitir eso y lo lleva a donde necesita estar, al principio de todo, a encontrarse con el primer Doctor y al momento de su primera regeneración. Ambos recitan enfrentar sus demonios para que la historia pueda continuar, el Universo los necesita… en palabras del segundo Doctor: There are some corners of the universe which have bred the most terrible things. Things which act against everything we believe in. They must be fought.

El primer Doctor encuentra pronto el valor para iniciar su viaje. 12 lo tiene más complicado, pero finalmente encuentra la solución: cambiar de género y convertirse en mujer. Al menos desde su punto de vista, brillante (y desde nuestro punto de vista, solo queda esperar).

 

Algunos Puntos Destacables del Episodio:

– David Bradley genial como el primer Doctor. Todos esos comentarios inapropiados funcionan bien a modo de comedia y guiño a los años 60. Mención especial para Capaldi que trata infructuosamente deje de hacerlo.

– Gran regreso de Bill Pots. Moffat se las ingenia para hacerlo sin tener que deshacer su historia.

– Detrás de la botella brandy, hay otra de algún licor de Aldebaran. Ese es un guiño a The Hitch-Hiker’s Guide To The Galaxy y Star Trek. Fue puesto allí por River Song.

– Rusty, el Dalek. Es el Dalek que vimos en Into The Dalek, el segundo episodio de Peter de Capaldi.

– Los sucesos del episodio corresponden a lo que habría sucedido en The Tenth Planet, el episodio final de William Hartnell (de los cuales hay varios perdidos).

– Mark Gatiss brillante como ese melancólico oficial de la Primera Guerra Mundial. Buen toque el que fuera un ancestro del Brigadier Lethbridge-Stewart.

– Y por cierto, el armisticio de navidad fue real y sucedido efectivamente.

 

Y así llegamos al final de una era, la era Davies-Moffat. Una de las más brillantes en la historia de Doctor Who.

 

Doctor Who Ha Muerto, ¡Viva Doctor Who!

¿Qué esperar del futuro de Doctor Who?. Chris Chibnall y Jodie Whittaker merecen al menos el beneficio de loa duda, tal vez sea genial y pensemos cómo no lo hicieron antes. Pero para ser honestos Chibnall no nos facilita las cosas, esa primera escena –que por cierto fue escrita por Chibnall, no por Moffat– podría ser genial, pero recuerda demasiado a la primera escena de Matt Smith. La TARDIS explotando, el Doctor cayendo por las puertas abiertas…  vamos, Chibnall pudo esforzarse un poco más.

 

 

 

Anuncios

1 comentario

  1. jgmfuentes

     /  27 de diciembre de 2017

    Qué elegante artículo. Siempre es un gusto leerlo. Yo también había leido eso del día de Navidad en la guerra porque fue el villancico Noche de Paz el que entonaron ambos bandos, y me hizo mucho sentido.
    Quedo como muchos, con la duda de que si será mejor, peor o igual, la era de Jodie, pero le tengo esperanza. No creo que el corazón que tiene esta serie se pierda porque quienes lo harán ahora también aman la serie, y le pondrán el mayor esfuerzo. Solo falta esperar a la temporada 11. Jaja.

A %d blogueros les gusta esto: