Doctor Who Serie 9, The Girl Who Died

DW_serie9_ep5

Spoilers…

Si este episodio hubiera terminado a los 35 minutos ya habría sido genial, pero cuando el conflicto ya se ha resuelto y aún quedan 10 minutos de Doctor Who sabes que algo aún mas genial está por suceder. De hecho se podría decir que esos primeros 35 minutos son un prólogo para los 10 finales.

Puntos destacables del episodio:

– Peter Capaldi cada  vez mejor como el Doctor, genial como puede ser al mismo tiempo un bufón y un genio.

– Mucho humor, como la broma sobre ZZ Top, la sugerencia de Clara de ponerle la música de Benny Hill al video con el que derrotan a los Mire o el Doctor tratando al mejor estilo de Tom Baker de derrotar a los Vikingos con su yo-yo.

– El Doctor nuevamente entendiendo bebé.

– Ashildr el personaje de Maisie Williams, si bien puede que decepcione que al final no haya sido Susan o Romana, está muy bien logrado y plenamente justificado. Esperemos que pase pronto la semana para ver que pasa con ella.

– Clara por su parte está cada vez más convirtiéndose en un guerrero, nada bueno puede resultar de eso.

– El Doctor nuevamente tiene un diario, como alguna vez lo tuvieron el segundo y séptimo Doctor.

– Los anteojos de sol sónicos, parecen haber hecho su última aparición. Bien por eso.

– El Doctor resulta ser el único que sabe usar una espada, un guiño al tercer Doctor y sus batallas a espada con The Master.

– Por supuesto está ese final, por fin conocemos la teoría de Russell T Davies sobre porqué el Doctor elige un determinado rostro, en esta encarnación está forzándose a recordar que es El Doctor y su trabajo es salvar gente. Por eso elige el rostro de Cecilius, ese romano salvado por 10 en The Fires Of Pompey a instancias de Donna Noble[1].

–  Siguiendo el punto anterior, el Doctor está cansado de perder a la gente que le importa y decide romper las reglas (¿no aprendió nada en  The Waters of Mars?) y salvar a Ashildr, convirtiéndola de paso en inmortal. Nada bueno puede salir de esto …¿o será un nuevo Capitán Jack?.

– Por cierto no es nada nuevo que un Time Lord pueda elegir su rostro. Romana, una Time Lady en este caso, lo hace en Destiny of the Daleks en esta genial escena. Y esa fue la forma como en ese momento explicaron porque ahora el rostro de Romana es el mismo de un personaje anterior, ambos interpretados obviamente por Lalla Ward.

En resumen gran episodio, divertido y siniestro a la vez, y una prueba más que Jamie Mathieson ha sido una gran incorporación como guionista.

[1] Cuando Peter Capaldi fue anunciado como el nuevo Doctor surgió el “problema” de cómo explicar ese rostro, pues Capaldi ya había estado en Doctor Who como otro personaje. Pues RTD tenía esta teoría que Moffat usa ahora para explicarlo.

Anuncios

1 comentario

  1. jamir

     /  19 de octubre de 2015

    una verdadera obra maestra con toda la escencia de lo que es doctor who que ya se estaba tornando muy repetitivo pero este fue un gran levanton sin duda,excelente como destacas los puntos principales.

A %d blogueros les gusta esto: