Doctor Who Serie 9, The Magician’s Apprentice

DW_S9_ep1

Finalmente Doctor Who ha regresado, aquí comentamos algunas cosas que nos llamaron la atención. Evidentemente spoilers

– ¡Davros!, genial ver el regreso de antiguos villanos. Ahora solo le falta a Moffat “reconciliarse” con los viejos amigos del Doctor. Por aquí nos encantaría ver de nuevo Romana, a Susan, a Jo Grant o al Capitán Jack.

– La guitarra . La mejor entrada del Doctor hasta ahora, y por cierto Peter Capaldi es quien de hecho toca la guitarra.

– Bien por todas las referencias a Doctor Who clásico, a Tom Baker, a Collin Baker y por supuesto a esa escena de culto de Genesis of the Daleks. Ahora de alguna forma se cierra el círculo y ese niño no era otro que el propio Davros y su “ejecutor” el Doctor.

– Ya que mencionamos los Daleks, tenemos de vuelta a Skaro y si Skaro puede regresar, tal vez también pueda regresar Gallifrey.

– Missy/The Master, genial como siempre, especialmente cuando ella y el Doctor son “aliados”. Puntos extra por ese “¿Cómo, ahora Davros es tu archi-enemigo?” o esa escena en que literalmente le toca las bolas a un Dalek.

– El cliffhanger del final, eso sí algo decepcionante. El Doctor nunca le dispararía ni mataría a un niño (esa escena es solo para engañarnos); Missy no esta ni remotamente muerta, The Master es el maestro en escapar de la muerte; Clara tampoco lo está, y si bien sabemos que Jenna Coleman deja Doctor Who, también sabemos que está presente en varios episodios más; y finalmente la TARDIS tampoco será destruída, sino que es la excusa perfecta para un nuevo diseño interior.

– El Doctor puede ser muy terrorífico a veces y si bien no mataría a un niño, sí es capaz de dejarlo abandonado.

– El Doctor ha perdido, al menos por el momento, su destornillador sónico y eso abre la puerta a un nuevo modelo… que podría ser el mítico destornillador sónico de River Song, que como sabemos regresa para el especial de Navidad.

– Por cierto, el Doctor tiene el peculiar hábito de irse de fiesta cuando su muerte está cerca. 10 terminó entre otras cosas casado con la Reina Isabel I y 12 se toma tres semanas en el renacimiento haciendo de las suyas, en donde introduce con siglos de anticipación cosas como una guitarra eléctrica, un tanque o la palabra “dude[1] (y sí, 11 lamentablemente se perdió la fiesta).

Finalmente, bien por el regreso de los episodios dobles, me gusta eso de que el primer episodio sea básicamente un gran prólogo para los acontecimientos del segundo. Y ya que mencionamos a Genesis of the Daleks, esta semana de espera es el memento perfecto para darle una vistazo, con un Tom Baker en uno de sus mejores momentos.

[1]: Aunque nada supera la temprana invención del daiquiri de banana.

Anuncios

1 comentario

  1. Sin la basura de Danny Pink, este episodio finalmente se siente como Doctor Who. Espero con ansias la segunda parte.

A %d blogueros les gusta esto: