Doctor Who, Serie 8: Mummy on the Orient Express

DW_s8_ep8

Spoilers…

Y bien, eso fue rápido. La semana pasada suponíamos que Clara iba pasar un tiempo fuera de la TARDIS, pero no ha tardado nada en volver para una última aventura, esta vez en el mítico tren Orient Express, solo que en el espacio.

La idea era disfrutar un último y tranquilo viaje para luego decirle adiós al Doctor, pero como es de esperar los problemas no tardan en aparecer y una misteriosa momia está matando a los pasajeros uno por uno. El Doctor no tarda en descubrir qué está pasando, son parte de un grupo de de investigación forzado que debe capturar a la momia e investigarla, cortesía de un misterioso Gus del que no sabemos nada. Y la supuesta momia resulta ser un antiguo soldado de una batalla ya olvidada que solo busca cumplir su última misión, la que es rápidamente vencida por el Doctor. Por su parte Gus hace volar el tren y no sabemos más de él.

Lo más importante del episodio es la relación de Clara y el Doctor, donde cada uno busca de algún modo reencontrase, por lo que tenemos mucho y muy interesante diálogo, como ese sobre el odio y como el Doctor trata de algún modo de gustarle a Clara, pero no puede dejar de ser quién es ahora. Es frío y metódico, ni se inmuta con los numerosos muertos y solo le importa detener al monstruo de turno, pero al final está siendo más abierto con Clara. Es notable como calmadamente le explica como si su plan no hubiera funcionado a la primera vez, habría continuado con cada uno de los pasajeros, a veces solo hay malas decisiones por delante, pero alguien tiene que tomarlas. O se sarcasmo (¿fue sarcasmo?) sobre solo salvar a Clara y abandonar a los demás pasajeros.

Para el final Clara le pregunta al Doctor si ser el que toma las decisiones es una adicción, cosa que el Doctor no puede responder, pues para saber si algo es una adicción primero hay que tener  la intención de dejar ese algo. Clara ciertamente la tiene, la semana pasada quería dejar al Doctor para siempre, pero no ha tardado nada en recaer y le miente a Danny y al Doctor con tal de seguir con sus aventuras, Clara se ha vuelto una adicta al Doctor.

Otro gran episodio, guión de Jamie Mathieson (el próximo episodio también es suyo). Y Peter Capaldi y Jenna Coleman cada día mejor. Y ya que mencionamos a Clara, Jenna Coleman espectacular con ese vestido de los años 20.

 

Puntos Interesantes del Episodio:

– La historia y el título por supuesto se refieren al clásico de Agatha Christie Murder in the Orient Express.

– ¡Jelly Babies en una cigarrera! los dulces preferidos del cuarto Doctor están de vuelta.

– Are you my mummy? se refiere al ya clásico Are you my mymmy? visto en The Empty Child, solo que esa vez la palabra  “mummy” se usa en sentido de madre.

– El Doctor menciona que ya antes lo habían invitado al Orient Express, incluso con llamadas telefónicas a la TARDIS. Al final de The Big Bang el 11º Doctor recibe una llamada sobre una diosa egipcia en el Orient Express.

– ¿Quién es Gus?.  ¿Missy tiene algo que ver?, es probable, aunque no parece ser su estilo. Ciertamente lo volveremos a ver, aunque no creo que sea ya en esta serie.

– Clara tiene una imagen de un insecto gris en su teléfono para identificar al Doctor cuando llama. Lo llamó así en Listen.

– La chica que canta se llama Foxes (probablemente muy conocida en Inglaterra) y la canción es una gran versión en clave de jazz del clásico de Queen  Don’t Stop Me Now. La cosa es que la BBC ha publicado la versión completa (spoilers mínimos –imágenes– de próximos episodios):

 

PS: No olvidar Doctor Who Extra.

 

 

 

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: