Doctor Who, Serie 8: Kill The Moon

DWs8_ep7

“El Doctor es como el fuego, puede ser cálido y acogedor, pero si te acercas demasiado terminas quemándote”.

– Martha Jones

Bien lo dijo Martha alguna vez y ahora Clara ha descubierto lo que es jugar con fuego. Cuando se anunció a Peter Capaldi como el nuevo Doctor, Steven Moffat vaticinó que empujarían a Clara más allá de sus límites, que le darían situaciones que apenas podría manejar. Vaya que lo han hecho.

Spoilers…

Al inicio del episodio  encontramos que el Doctor sigue rondando la escuela y Courtney sigue rondando la TARDIS, el Doctor pretende liberarse de ella llevándola de paseo a luna, pero llegan en el momento equivocado. Es el año 2049 y la luna repentinamente a incrementado su masa causando una serie de desastres en la Tierra. Por ello un grupo de astronautas ha llegado allí buscando al parecer solucionar el problema con par de bombas atómicas, pero pronto descubren la verdadera naturaleza del problema: una magnífica y desconocida criatura está a punto de nacer de la luna y deberán elegir entre salvar a la criatura o a la humanidad que aguarda en la Tierra, a no ser que el Doctor tenga otros planes…

Planes que desembocan en esa escena final de Clara y el Doctor en la TARDIS, algo que creo que no habíamos visto antes en Doctor Who. Clara nunca dudó en seguir las instrucciones del Doctor, incluso no duda en arriesgar la vida en ello, pero cuando es ella la que tiene que tomar la decisión apenas puede manejarlo. Nos encontramos en uno de esos puntos fijos en el tiempo, de esos que no se pueden cambiar y en una situación muy similar a la Waters of Mars (traje rojo de astronauta incluido), pero esta vez el Doctor ha aprendido su lección. Aquella vez jugó a ser el Time Lord todopoderoso capaz de controlar las leyes del tiempo y como sabemos la situación terminó horriblemente mal, por lo que ahora decide para el horror de Clara hacerse a un lado, esta vez los humanos tienen que tomar su propia decisión. Como sabemos la TARDIS muchas veces lleva al Doctor no a donde quiere ir, sino a donde debe ir, solo que esta vez es Clara la que tiene que estar en la Luna en el año 2049 para evitar que Lundvik cometa literalmente genocidio, salvar a la criatura y de paso inspirar a la humanidad a volver a las estrellas.

Por supuesto el Doctor ha hecho algo de trampa, él ya estuvo en la luna poco tiempo después en el año 2070 en el brillante episodio The Moon Base (Patrick Troughton, segundo Doctor, 1967) y sabe que la luna seguía allí y la humanidad seguía en la Tierra, solo son los detalles, el cómo, lo que ahora no sabe. Ese detalle se llama Clara y por supuesto ella no lo sabe, el Doctor no lo sabe, y esto la lleva a ese punto de quiebre, simplemente no es capaz de ver el panorama completo. Courtney por su parte, probablemente gracias a esa ingenuidad adolescente, sí es capaz de verlo, ve la belleza del momento en que nace la criatura, mientras Clara solo ve el horror detrás de ello, así es Courtney de algún modo la que representa a la humanidad en este momento.

Volviendo a esa escena final, Clara culpa al Doctor y decide abandonar la TARDIS. A veces el Doctor no puede ser tu amigo y tiene que ser ese alienígena que ve el universo de una manera completamente diferente a los humanos y Clara no puede verlo de esa forma. Pero como bien le señala Danny Pink al final, además de evitar decirle que ella estaba en lo correcto– nunca se ha terminado con algo o alguien si se está así de molesto.

Guión de Peter Harness y Jenna Coleman especialmente brillante esta vez.

 

Puntos Interesantes del Episodio:

– ¡Arañas espaciales!, el Doctor tiene una larga historia con ellas, como la Emperatriz de Racnoss en The Runaway Bride o las arañas de Marte en  Planet of Spiders que causan la muerte del tercer Doctor.

– El yo-yo para comprobar la gravedad ya lo hizo Tom Baker en The Ark in Space.

– La frase “La Tierra no es mi hogar”, corresponde también a The Ark in Space y la frase completa es ya un clásico de Tom Baker: “The Earth isn’t my home, Sarah. I’m a Time Lord… I walk in eternity.”  Y la frase “When I say run, run!” es de Patrick Troughton.

– El uso de un DVD para traer la TARDIS de vuelta viene por supuesto de Blink, incluso se menciona el sujetar la consola central para no quedarse atrás.

 

Una reflexión final cuando ya vamos en la mitad de la temporada, a muchos podría sorprender este nuevo Doctor, arrogante, egoísta, malhumorado y con una particular relación con sus companions. Pues la verdad si has visto algo de Doctor Who Clásico sabrás que así solía ser el Doctor en numerosas ocasiones, el Séptimo manipulaba a Ace en forma descarada y el primer acto de Collin Baker como el sexto Doctor fue tratar de estrangular su compañera Peri. En esa época el Doctor no siempre fue el héroe que conocimos en 2005, sino que caminaba en esa delgada línea que separa al héroe de un anti-héroe y eso es lo que lo hacía tan genial. Ahora con esta serie 8 Peter Capaldi y Steven Moffat están dándole una nueva mirada a lo que siempre fue Doctor Who.

 

No olvidar Doctor Who Extra y preview de Mummy On The Orient Express, el próximo episodio (y nótese que Clara no aparece).

Anuncios

1 comentario

  1. Patricio

     /  10 de octubre de 2014

    Gran capítulo. Y ahora dos del mismo guionista. ¿Episodio doble encubierto?

A %d blogueros les gusta esto: