Doctor Who, Serie 8: Time Heist

DW_s8_ep5

Una buena forma de calificar en episodio de Doctor Who es el momento en que presionas el botón play y no te das ni cuenta cuando el episodio ya ha terminado, eso se cumple perfectamente en esta clásica aventura. Tenemos paradojas temporales, persecuciones, largos pasillos, un villano carismático, una buen par de cómplices y una gran monstruo.

Spoilers…

Empezamos con el Doctor tratando nuevamente de arrastrar a Clara a una de sus aventuras, solo para descubrir que la aventura ya ha comenzado, han sido reclutados por un misterioso personaje llamado Arquitecto y deben robar el banco más seguro de la galaxia. El problema es que el banco tiene un gran sistema de seguridad, una criatura llamada Teller que es capaz leer la mente buscando el sentimiento de culpa, por ello recurren a esos gusanos borra memoria que vimos en The Snowmen para eliminar esos sentimientos.

Por supuesto esto es Doctor Who y las cosas no son siempre lo que parecen. Supongo que nadie se sorprendió demasiado al descubrir que el Arquitecto no es otro que el propio Doctor, resulta que robar el banco más seguro de la galaxia solo es posible cuando lo planificas en el futuro y luego viajas al pasado para hacerlo justo en el momento que una tormenta solar debilitará la seguridad del banco. Para cumplir su misión el Doctor recurre a un cyber hacker de nombre Psi y a una humana cambia formas de nombre Saibra, ellos necesitan la cura para sus males la que se encuentra en las bóvedas del Banco.

La pregunta importante aquí es porqué el Doctor está robando un banco, la  respuesta la encontramos cuando nuestra banda de delincuentes finalmente llega a la bóveda de banco y nos encontramos con uno de esos loops temporales que tanto le gustan a Moffat. Resulta que la momento de llegar la tormenta solar el villano de turno la dueña del banco Miss Karabraxos obviamente huye, pero antes de hacerlo el Doctor le da inexplicablemente el número de teléfono de la TARDIS. Es así como décadas más tarde, ya en su lecho de muerte recurre al Doctor para tratar de expiar sus pecados robando su propio banco. Su crimen ha sido el obligar al Teller a servir de guardián y ejecutor del banco al tener retenida a su pareja, por lo que al final de cuentas no es que el Doctor esté robando el banco, sino que se trata de una misión de rescate. Parece que después de todo el Doctor sí es una buena persona.

Como decíamos un muy entretenido episodio al mejor estilo who, gran guión de Stephen Thompson y Steven Moffat.

 

 

Puntos Interesantes del Episodio:

– Me gusta la nueva dinámica entre el Doctor y Clara. Este ahora con suerte nota que es una chica,  “¿para que necesitas tacones, tienes algo que alcanzar en un estante?”. Y por cierto, parece estar celoso de tener que “compartir” a Clara, “veamos si su cita supera a robar un banco”.

– El monstruo, el Teller, es particularmente brillante. Y no se trata de CGI, es un monstruo hecho a la “antigua”, con prótesis y animatronics. El resultado es notable.

– Psi y Saibra están realmente bien logrados, me encantaría verlos de nuevo. Y por cierto, el Doctor no duda en “sacrificarlos” para cumplir su misión (cosa que al final no resulto cierta, pero en un principio el Doctor no duda en entregarles ese “botón suicida”) y Clara por su parte siempre está dispuesta a justificarlo .

– Nuevamente tenemos una referencia a la mujer que le dio a Clara el teléfono de la TARDIS, ¿habrá sido Miss Karabraxos?

– Ya casi no hace falta mencionarlo, Peter Capaldi está cada vez mejor, notable ese “Basically, it’s the eyebrows”.

 

Finalmente, Doctor Who Extra aquí y la próxima semana finalmente el Doctor y Danny Pink se encuentran.

 

 

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: