The Time of The Doctor, la despedida final de Matt Smith

DW_navidad2013_1

The Time of The Doctor es probablemente el menos navideño de todos los especiales de Doctor Who y ciertamente es el más melancólico y triste de todos. Y por supuesto es absolutamente brillante.

Spoilers…

Algunos momentos destacables del episodio:

– Sí, es un episodio triste y melancólico, pero tiene su dosis de humor al principio. Genial el Doctor desnudo haciéndose pasar el novio de Clara.

– Me encantó handles o “manijas” la cabeza de ese cyberman. Me recordó a Tom Hanks y Willson en Náufrago, casi como una metáfora del propio Doctor atrapado en Trenzalore.

– Por fin Moffat resuelve de una vez los misterios:

  • El propósito del Silencio: Su misión es proteger el universo de un posible regreso de los Time Lords y un reinicio de la Guerra del Tiempo, para lo que deben mantener al Doctor en silencio.
  • Quién hizo explotar la TARDIS al final de la serie 6: Una facción escindida del Silencio. Y por su puesto al mejor estilo de The Moff, eso creó en primer lugar la grieta en espacio-tiempo que vimos en el primer episodio de Matt Smith.
  • Que había en la habitación Nº 11 en The God Complex: La grieta en el muro.
  • Se resuelve el lío de las regeneraciones.  Matt Smith sería realmente el 13º Doctor, el último de ellos, pero recibe un nuevo ciclo de regeneraciones.

– El sello de los Time Lords. Es una referencia al especial The Five Doctors de 1983 que conmemoró los 30 años de Doctor Who.

– El regreso de Karen Gillan como Amy. Su Doctor no podía irse si despedirse se su querida Amelia Pond. Raggedy man… good night,  la mejor despedida que el 11º Doctor podría tener.

– Matt Smith brillante, dando lo mejor de lo mejor. Genial verlo finalmente como ese anciano que se ocultaba bajo una piel joven. Me gustó como ha medida que envejece el Doctor el tono del episodio es cada vez más melancólico, con la muerte cada vez más cerca hasta llegar a  esa escena final cuando se deshace de su querido corbatín como despedida.

– Por cierto, a pesar de la cada vez más cercana muerte este Doctor parece más preparado para despedirse y acepta su destino, sabe que 11 no pasará al olvido y lo deja claro en ese discurso de despedida.

– Me gustó como se resolvió el problema del rapado de cabeza de Matt Smith y además eso permitió poder acentuar su vejez a medida que avanzaba la historia.

– Por cierto, nunca cocines un pavo en una TARDIS. A  no ser que puedas esperar 300 años.

– ¡Peter Capaldi!, ¿sabes como manejar esta cosa?

DW_navidad2013_2

En resumen es episodio es un regalo de navidad de Steven Moffat  a los fan, donde cierra las historias que empezó en The Eleventh Hour,  y por supuesto es también un regalo para Matt Smith, con un guión hecho a su medida. ¿Podría Moffat haberlo hecho mejor?, ¿Hay cosas que no tienen mucho sentido o agujeros en el guión?, claro que que sí. El asunto es que nada de eso importa si tienes 8 años de edad y esa la principal gracia de Doctor Who: hacerte sentir que tienes 8 años de nuevo.

Solo queda decir gracias Matt Smith, el 11º Doctor ha sido simplemente brillante, lo extrañaremos…

Raggedy man… good night.

 

PS: No perderse el detrás del lente aquí.

Anuncios

1 comentario

  1. Genial frase de Matt Smith, despidiéndose como Doctor Who y como el propio Matt Smith, diciendo que siempre recordará que fue el Doctor….

A %d blogueros les gusta esto: