Doctor Who Serie 7, The Angels Take Manhattan

¿Puede una historia ser muy triste y bella al mismo tiempo?, pues la historia de los Pond finalmente ha llegado a su fin y ha sido una gran historia con un triste y bello final.

Spoilers…

I always rip out the last page of a book. Then it doesn’t have to end. I hate endings.

El Doctor dice que odia los finales y la verdad tiene razón, él es el que siempre pierde. Esta vez no solo ha perdido a sus amigos y compañeros. Por primera vez en siglos tiene una familia y ahora la perdido.

Nuestros amigos se encuentran en el New York de 2012 tomando tal vez unos días libres, el Doctor lee una vieja novela de detectives (escrita por Melody Malone, lo que debería haber sido ya una pista para él y ni mencionemos que la encuentra en su propio bolsillo), Amy un periódico, Rory decide ir por unos cafés, es un día completamente normal… o casi. En su camino de vuelta Rory es atacado por los Weeping Angels y enviado al New York de 1938, donde encuentra a su “pequeña” Melody. Juntos son secuestrados por un coleccionista de arte que tiene una peculiar atracción por los Weeping Angels, este necesita a la detective Melody Malone experta en ángeles para que le explique que demonios son estos bichos.

En el presente el Doctor y Amy se dan cuenta que el libro que leen relata precisamente la desaparición de Rory y por supuesto van en su rescate, luego de resolver algunos problemas temporales lo encuentran en el New York de 1938. Allí descubren que Melody Malone es por supuesto River Song (¿no que odiaba los spoilers?) y que salvar a Rory será más difícil de lo que jamás pensaron. Rory ha sido atrapado por los Weepings Angels en un edificio de departamentos que han convertido en una granja para “cultivar” la energía temporal de la que se alimentan, allí simplemente desplazan en el tiempo a sus víctimas una y otra vez. Encontrar a Rory no resulta difícil, de hecho encuentran a dos, uno es un anciano Rory que ha sido desplazado en el tiempo y el Doctor, Amy y el propio Rory solo pueden velo morir. El otro es nuestro Rory que ya estaría condenado, es inevitable que lo capturen los angeles, su futuro está escrito en el libro de River o tal vez no. Si Rory logra escapar se crearía una paradoja que borraría todo el edificio de la existencia y nada de esto habría sucedido, pero claro esto no será fácil. De hecho la única forma que tiene de escapar es morir, después de todo morir dos veces en el mismo edificio la misma noche es ciertamente una paradoja, y así en una conmovedora escena y ante el horror del Doctor salta del edificio junto a Amy. El truco funciona y en un segundo se encuentran de vuelta en ese cementerio del New York de 2012. Todos están felices, pero nosotros sabemos que esto no ha terminado.

Rory descubre una tumba con su mismo nombre y en un momento de descuido es tocado por un ángel que ha logrado sobrevir y es desplazado en el tiempo. Tomar la TARDIS e ir a buscarlo no funciona, el lío temporal creado por los ángeles haría volar todo New York si lo intentan. Llegamos así al climax del episodio, Amy no duda en dejarse tocar por el ángel y unirse a Rory y en una desgarradora escena el Doctor le ruega desesperadamente que no lo haga que encontraran otra forma, sí lo hace nunca podrán volver a verser pues se ha creado un punto fijo en el tiempo. Pero Amy ya se ha decidido, con el apoyo de River simplemente le dice adiós a su rageddy man y se deja tocar por el ángel, en un instante su nombre aparece junto al de Rory en la tumba. Han tenido una larga vida juntos.

Pero el final no podía ser así y la que tiene la última palabra es Amy, que en aquella última página del libro de River, en esa arrancada por el Doctor, ha escrito un epílogo para él. Allí se despide, le dice que ella y Rory están bien, que busque a alguien pues no debe estar solo. Y le pide un solo favor, que visite a la pequeña Amelia que espera en el jardín y la conforte (hay que recordar que la pobre no la pasó bien de niña, todos creían que estaba loca por creer en su rageddy doctor)  y así finalmente cobra sentido esa escena de The Eleventh Hour donde Amelia esperando en su jardín escucha la TARDIS y sonríe.

Brillante, Steven Moffat lo ha hecho de nuevo. Se les extrañará Ponds.

Puntos Interesantes del Episodio:

-La canción luego de los títulos es An Englishman In New York de Sting, la letra dice “I’m an alien, I’m a legal alien, I’m an Englishman In New York.” (“Soy un alien, soy un alien legal, soy un inglés en New York). Buen detalle.

-River Song está de regreso como en sus mejores momentos, me gustó como trata de engañar al Doctor sobre su muñeca rota, como trata de protegerlo del daño que él mismo causa y como luego este la cura, devolviéndole el favor de Let’s Kill Hitler.

-¿Estamos en el New York de este universo?. El periódico que lee Amy, que por cierto no existe, dice que los Detroit Lions han ganado el Super Bowl, cosa que nunca ha sucedido. La pregunta es por qué tomarse la molestia de imprimir un titular abiertamente falso cuando podrían haber usado cualquier periódico. O tal vez los productores solo sean fanáticos de Fringe.

-Puede parecer una actitud muy egoista la del Doctor al pedirle a Amy que se quede con él en lugar de Rory y de hecho lo es, pero es el tipo más solitario del universo y está perdiendo a la única familia que tiene, supongo que tiene derecho a ser egoista. Matt Smith se luce en esa escena.

-Excelente trabajo del director Nick Hurran y del jefe de diseño Michael Pickwoad, la sensación de cine noir es fantástica.

-El Doctor al parecer ahora usa anteojos al igual que 10. En el episodio pasado le avisan a Amy que sus anteojos nuevos están listos (nótese que lucen mucho mejor en el Doctor que en Amy). Por cierto en la vida real Matt Smith usa anteojos para leer.

-Apostaría que volveremos a ver a los Pond, después de todo no quedaron vaporizados ni nada parecido, murieron a los 82 y 87 años y los puntos fijos en el tiempo no son tan fijos (y ya sabemos que no hay que creerle mucho a Moffat). Probablemente para el 50 aniversario o para cuando Matt Smith decida partir.

Doctor Who? de nuevo. El Doctor sigue borrándose de la historia.

-Finalmente Amy eligió Williams de apellido, Rory debe haber estado feliz.

-Matt Smith, Karen Gillan y Arthur Darvil, mejor que nunca.

Finalmente Doctor Who Confidential sigue de alguna forma vivo en la web: The Last Days of the Ponds, por si el episodio no fue lo suficientemente triste.

Anuncios

10 comentarios

  1. No tengo palabras para describir lo mucho que me gusto este episodio, sin duda va en camino a convertirse en uno de mis episodios favoritos de Doctor Who.

  2. Qusiera saber si es normal haber llorado hasta dormirme con este episodio.

  3. Tango

     /  2 de octubre de 2012

    Este episodio fue mágico, realmente un digno episodio al estilo Doctor Who. Los Ángeles me asustaron de nuevo como en “Blink”. En especial los querubines. El ambiente noir fue fantástico al igual que al coleccionista de Ángeles, fue un villano estupendo a pesar de que no duro mucho.

    La despedida fue como me lo imagine: Trágica, inesperada y de golpe, como en “Doomsday”.

    Voy a extrañar a Amy y Rory, los mejores “padres” que el Doctor haya tenido. Jamas pense que odiaria a Moffat por eso; como lo hice con Russel T. Davies por lo que le hizo a Donna, pero al menos ellos tuvieron una vida “normal” y feliz juntos (No como Donna, o Martha o Rose). Lo único que falta es que El Doctor le diga la mala noticia a Brian Williams y a los padres de Amy, Augustus yTabetha. Será devastador para el Señor del Tiempo.

    Ahora solo nos queda ver el especial de navidad, en donde nos introducirá a la nueva companion: Clara Oswin que, sospechando por el mini-trailer que vi al final, puede ser igual como Victoria Waterfield… al igual que Amy y Rory fueron como una versión moderna de Ben y Polly…. Lo cual eso me alegra porque ya me estaba cansando de que todas las companions en la serie nueva sean siempre del “principios de siglo 21”.

    No hay nada más que decir, excepto: Hasta navidad… Ojala que reaparesca un monstruo de la serie clasica.

  4. Pregunta ¿No se les hace mucha casualidad que River Song salga en muchos de los capítulos de los Ángeles?

  5. Chebas

     /  9 de octubre de 2012

    Si soy brutalmente honesto, no me gustó casi nada, y me confirma dos cosas:
    1- Moffat es un jodido genio…como escritor, como showrunner de esta serie en específico, todas las resoluciones de las historias, son pésimas.
    2- Es hora ya de cambiar a Matt Smith. No por que actue mal, o me caiga mal, sencillamente que ya no me trago su papel, es muy repetitivo su actuación.
    Karen Gillian y Arthur Darvill le daban un repaso en actuación, tremendo, especialmente la evolución de Darvill, la cual es sencillamente, tremenda, Smith debió aprender de él y no encasillarse tanto.

    Lo peor es que esta séptima temporada chirría bastante y Moffat empieza a ser incapaz de controlar una serie que en manos de Russell T. Davies alcanzó cotas altísimas de dramatismo, diversión, emotividad y genialidad, pero acá Moffat resuleve todo tan sin chiste, sin emoción, con ENORMES huecos en su guión, sin pasión..le falta tooodo el sentido de epicidad que no solo caracterizó la obra de RTD, si no que a pequeñas partes, la los demás doctores antes de RTD.

    Todas las demás companions merecieron un mejor final que los mismos Pond, ¡hasta Marta tuvo un mejor final peleando contra el Master que nuestros amados Pond!

    Los Pond no merecían esto, no señor, menos un guión tan rebuscado con los monstruos cliché de Moffat, con ese estilo que se auto permite y que quiebra la continuidad de la misma serie. Es como si Moffat dijese “esto es así porque lo digo yo y tú te lo crees a pies juntillas ¿estamos?”. Pues mira no, no estamos porque es un episodio que avanza lentamente hacia un final que ya conocía.

    En fin, el único capítulo que me pareció magistral, fue el “Asylum of the Daleks”, redondo, nuevo, fresco, los demás mero relleno que esta lejos de lo que Los Pond y DW merece.

    Veremos como nos va con Clara Oswin, pero espero que no la maltraten como hicieron con Los Pond, 3 años de ser tan geniales, tan amados…¿para esto?.

  6. Al fin Apareció Chebas, hasta que, siempre hace falta alguien que critique lo contrario, para mi los Ponds ya habían cansado, pero coincido que el Doctor pudo hacer más para regrearlos, digo, burlo su propia muerte ¿No?

    Y a decir verdad no me gustaba mucho el estudo de RTD, ese cabron metia hasta el pinche gato en la seríe ¿Se acuerdan del final de la temporada 4? Emotivo, si, pero exagerado, además mato al Doctor de una forma muy burda, para mi gusto.

    Eso si muero por ver de nuevo a Clara Oswin =)

  7. cybermen

     /  10 de octubre de 2012

    @chebas, @ivan
    Apostaría que Matt Smith se va quedar el mismo tiempo que Tennant, unos 4/5 años en total. Probablemente su Doctor diga adiós para el especial de navidad de 2014 y no me extrañaría que volvamos a ver a los Pond ese momento. Concuerdo en que su despedida pudo ser mejor.

    RTD era espectacular, pero para el final exageró tanto lo épico que llegó casi al ridículo (como el convertir al Doctor en una especie de dios en el final de la serie 3 o a todo el mundo en The Master en The End of Time), pero al momento de decirle adiós a Tennant le falto justamente epicidad. Y aquí es donde entra lo mejor de Doctor Who, cuando empieza a cansar/aburrir/etc es capaz de renovarse completamente.

    Sobre los ángeles y River son dos de los mejores personajes creados por Moffat, parece lógico que quiera juntarlos.

    Y ciertamente todos esperamos con ansias el regreso de Clara Oswin (y ver como se las va ingeniar Moffat para hacerlo).

  8. Chebas

     /  10 de octubre de 2012

    Jejej Iván, no se si lo que dijiste fue de manera despectiva hacia mi comentario o opinión, pero creéme, no es que no me guste la era Moffat, Smith o los guiones del todo, es que siempre siento que todos esos factores pueden dar “más”, siempre me queda ese sin sabor de que se pudo mejorar enormemente lo que pasó, y casualmente, es casi siempre en los finales de las historias, simples, vacíos, muchas vueltas para resoluciones simples, y ya lo hemos vivido en las anteriores temporadas con Smitt.

    De igual forma todos sabemos que la perfección no existe, pero casualmente, para mi los mejores capítulos de esta era de DW, eran los de Moffat bajo la batuta de RTD.
    Que si, que los finales de RTD y en general su serie era tremendamente exagerada, no lo niego, pero era la pasión que le imprimía a sus historias, por más simples que fueran, lo que me gustaba, no me hacía sentir como con Moffat “que todo tiene que ser por que sí…por que así lo quiso Moffat”.

    Se viene el 50 aniversario, y tengo miedo de lo que vaya a hacer Moffat.
    Ojalá RTD le ayudará en ese importante y respetado arco que viene el próximo año.

    Cyber, sería genial si pudieras armar un post del futuro de la serie, quién te gustaría que fuera el siguiente showrunner y próximo actor que encarne a nuestro amado Doctah.

    • cybermen

       /  11 de octubre de 2012

      Una de las mejores cosas que podrían suceder para el 50 aniversario, aún más que el regreso de Tennant y Eccleston, sería tener a Steven Moffat y Russell T Davies trabajando juntos en la historia.

      Y sí, he pensado escribir algo sobre el futuro de la serie, pero espero saber un poco más de lo que tienen preparado para el aniversario ;)

A %d blogueros les gusta esto: