Doctor Who, descubriendo los “clásicos”: la película para TV de 1996

Uno de los momentos más temidos que todo fan de Doctor Who debe enfrentar es la tristemente célebre película para TV de 1996 hecha por la Fox (no podía ser otra) y la BBC. La película siendo muy indulgentes es bastante mediocre, a su lado hasta cosas como Love and Monsters parecen obras maestras. Para la mayoría de los fan es derechamente mala, incluso una basura. No por nada se le acusa de ser la causa de los casi 10 años que Doctor Who estuvo fuera de la TV.

De la trama basta decir que en ella el Doctor ha capturado a su peor enemigo The Master, camino a Gallifrey para su juicio una tormenta solar hace a la TARDIS estrellarse en la Tierra, específicamente en San Francisco EE.UU. para la víspera del milenio en 1999. Evidentemente The Master escapa y es entonces cuando las cosas se empiezan a poner absurdas cuando éste toma control del cuerpo de un ridículo mafioso chino de poca monta y empieza a hacer de las suyas. Por su parte el Doctor llega a decir en un momento que es mitad humano por parte de madre (¡blasfemia!), por suerte Russell T Davies se olvidó rápidamente de eso cuando revivió al Doctor en 2005. No contaremos más y dejaremos que el espectador se “sorprenda”. Pero sí diremos que los que hoy piden la cabeza de Moffat o alguna vez pidieron la de RTD deberían ver primero la película y darse con una piedra en el pecho.

Sin embargo y a pesar de todo tiene algunas cosas muy importantes:

– El Octavo Doctor. La verdad es que Paul McGann hace un gran trabajo como el octavo Doctor, siendo este genuinamente entusiasta, alegre y optimista. Me habría gustado verlo en otros episodios con buenos guiónes. Además por cierto asistimos a la regeneración de Sylvester McCoy (el séptimo Doctor) en Paul McGann y para ser justos todo el proceso está bastante bien logrado.

– La TARDIS. Esta nunca se a visto tan magnífica y épica como en esta película y es probable nunca se la vuelva a ver así.

– Grace Holloway. La doctora Grace Holloway es la companion oficial esta vez y su papel es de vital importancia en la historia de Doctor Who, pues por primera vez el Doctor besa a su compañera. Así se sientan las bases para explorar el romance en Doctor Who y con su regreso en 2005 vendrían historias como la Madame de Pompadour, Martha Jones (aunque el Doctor nunca se enterara de ello), Astrid (Voyage of the Damned), la propia Amy Pond, y por supuesto Rose Tyler y River Song.

Finalmente no es mala idea tener listo algún buen episodio –Blink, The Tomb of the Cybermen podrían ser- para ver una vez finalizada la película, solo en caso de emergencia.

Anuncios

2 comentarios

  1. Luis

     /  5 de mayo de 2012

    Totalmente de acuerdo en que Paul McGann hace un excelente papel de Doctor; si hay algo por lo que siempre odiaré esta pelicula es por privarnos de poder verlo durante una temporada entera en tv, por suerte para los que nos defendamos con el ingles Big Finish sacó una serie de cuatro temporadas (The eight doctor adventures) en audio (como los seriales de radio antiguos) y algunas aventuras mas en la colección mensual de Doctor Who; la cuarta temporada sobre todo está genial con la aparición de su nieta Susan como guinda.

    • cybermen

       /  6 de mayo de 2012

      Al menos aún está la esperanza de ver a Paul McGann de nuevo para el 50 aniversario.

A %d blogueros les gusta esto: