Doctor Who Episodio 10, The Girl Who Waited

Spoilers…

En el panel de la última Comic Con Matt Smith señalaba que estuviéramos atentos a este episodio en que Karen Gillan estaba particularmente brillante, no se equivocaba. Pero no solo brilla Karen, el propio Matt y Arthur Darvill demuestran como con solo tres personajes, con pocos recursos bien utilizados y un gran guión -de Tom MacRae- se puede lograr un magnífico episodio de Doctor Who.

El Doctor junto a Amy y Rory deciden tomarse un descanso y visitar Apalapucia, el segundo mejor planeta del universo para ir de vacaciones (el primero tiene demasiadas cafeterías). Pero claro las cosas no salen como esperan, Apalapucia se encuentra bajo cuarentena infectado por el mortal virus Chen7 que mata en 24 hrs, inofensivo para humanos pero mortal para sus habitantes y los Time Lords. Bajo tales circunstancias se ha desarrollado una creativa solución, se han establecido dos corrientes temporales: una normal para los sanos y una acelerada para los contagiados en donde en 24 hrs. pueden vivir todo los que le queda de vida. Entonces y por cosas como apretar el botón equivocado Amy se ve separada del Doctor y Rory, ha quedado atrapada en la corriente rápida. El Doctor no se demora demasiado en localizar a Amy y le señala que espere, que pronto irán por ella y que solo tiene que mantenerse alejada de los hand-bots, robots enfermeros cuya medicina sí es letal para humanos. Sin embargo al igual que hiciera la primera vez que se conocieron equivoca el cálculo del tiempo y llega a la corriente de Amy con 36 años de retraso.

Hace un par de episodios el Doctor pedía ver a alguien cuya vida aún no había arruinado, resultando ser la pequeña Amelia; ahora enfrenta el otro lado de la moneda, una Amy cuya vida ya ha arruinado.

Con el Doctor confinado a la TARDIS por el virus Chen7 presente en el planeta la única esperanza de Amy es Rory, quién no tarda en salir en su busca, comunicado eso sí con el Doctor mediante unos lentes cámara, pero solo para encontrar una Amy de 59 años. Una Amy que ha sobrevivido 36 años esperando ser rescatada y en el intertanto se ha convertido en un hacker experto y una gran luchadora con la espada, pero además dicha espera ha convertido a la Amy que conocemos en un personaje oscuro y amargado, lleno de ira y resentimientos hacia Rory y el Doctor por abandonarla. El Doctor una vez más cree tener la solución, con la ayuda de la Amy vieja será fácil localizar a la joven y rescatarla; pero Amy vieja se rehusa a cooperar, sabe que si la Amy joven es rescatada ella morirá. Es entonces Rory quien encuentra la solución, y en una acción similar a la del Doctor con Kazran Sardick en A Christmas Carol, logra poner en contacto a ambas Amy, es así como Amy joven convence a la vieja de ayudar… por el amor que ambas sienten por Rory.

Pero Amy vieja no está dispuesta a morir, también quiere irse y solo ayudará si ella también es salvada. Rory acepta sin demasiados problemas, el Doctor a regañadientes. Finalmente luego de otro encuentro con los hand-bots Amy joven es rescatada y llevada a la TARDIS por Rory, Amy vieja también está a punto de lograrlo, pero en una brutal escena el Doctor le cierra la puerta de la TARDIS casi en la cara: dos Amy producirían una paradoja que ni la TARDIS podría sostener, solo una puede vivir. El Doctor ha mentido nuevamente. Sin embargo la decisión final recae sobre Rory, él deberá decidir cuál de sus Amy vivirá (notable ese diálogo con el Doctor: “Estás tratando convertirme en tí”).  Así llegamos a esa conmovedora escena final con Amy vieja y Rory en diferentes lados de la TARDIS, en donde Amy vieja termina sacrificándose por Rory y el futuro de ambos. Y ese es el episodio, la trama en sí misma es mínima. Aquí lo que realmente importa son los personajes y sus luchas personales.

Una vez más Doctor Who parece brillar más cuando más oscuro se pone. Este episodio recuerda mucho a Midnight por su oscuridad, por destacar por sobre todo por la brillantez del guión y las actuaciones, pero va un paso más allá. Si aquella vez el verdadero monstruo eran los compañeros de viaje del Doctor, está vez el monstruo es el Doctor mismo que nos ha mostrado su lado mas siniestro. O por decirlo de otra manera, como alguna vez dijo Martha Jones “el Doctor es como el fuego, cálido y brillante. Pero si te acercas demasiado terminas quemándote” y Amy y Rory hace rato que están jugando con fuego.

Una última idea, me encantaría ver a Amy y Rory en un episodio como School Reunion, sería genial haberlos visto reunirse por ejemplo con Sarah Jane. Tristemente eso no será posible, pero los que sí podrían ser es Martha o el Capitán Jack… esperemos que Steven Moffat esté escuchando.

Anuncios

7 comentarios

  1. Fascinante guión de este episodio…
    Pero me quedo con el momento amy/matrix y cuando las dos bailan a la vez la macarena…
    Eso si, emotivo momento de los dos cara a cara por la puerta, y de amy suplicandole, me a recordado a donna cuando el doctor fue a borrarle la memoria :(
    Gran capitulo

  2. Porcierto, cuando se creaban paradojas, no solian aparecer como yo les digo, los aerodactiles??

  3. Me ha encantado. Sólo en esta serie puede haber referncias al planeta Clom y al baile de la Macarena en el mismo episodio y que sea además uno de los más tristes.

  4. Genial simplemente genial episodio ,pasara a ser uno de los clasicos de la nueva serie junto a otros grandes como Doctor-dances , Blink etc. no pude evitar maldecir al Doctor cuando cierra la puerta enfrente de Amy a veces uno olvida que el Doctor no es un santo que el no es un “good man” y tienen un lado muy oscuro .

  5. Este episodio es oscuro, siniestro y único. El escritor ha capturado la esencia de las novelas “Virgin New Adventures” de Doctor Who casi a la perfección.

    Matt Smith esta haciendo un gran trabajo interpretando al Doctor, pero en este episodio, el Onceavo Doctor es ahora el nuevo “manipulador oscuro”, antes ese titulo le pertenecía al Séptimo Doctor, pero ya no.

    Ojala que el Onceavo Doctor se comportara igual que su antigua Séptima Encarnación. Seria interesante ver hasta que punto Amy y Rory podrán aguantar sus manipulaciones y mentiras a medias y que al final; ellos le digan a su Doctor: “Ya basta”

  6. Creo que todos sabíamos que no podían quedarse ambas Amys, pero yo al menos esperaba que fuera porque una se sacrificará, el hecho de que fuera el Doctor quien le cierra la puerta… Magistral. Le da un nuevo sentido a la regla 1: El Doctor miente, pero no siempre tiene porque ser para bien.

    Las mejores escenas, la conversación entre ambas Amys a través del espejo y el final. Al menos para mi.

    Saludos.

  7. Guión genial, sencillamente genial, esperemos más de Tom MacRae, por que este fue fantástico, a pesar de que muchos intuíamos lo que podía pasar, la forma de llevarlo acabo fue muy bien realizada.

    Amy y Rory, Karen Gillian y Arthur Darvill, que pareja de actores, increíbles, opacan a Matt Smith en todo momento, ambos se comen la pantalla con intervenciones como estas.

    Realmente fue muy triste lo que sucedió, y pues nada, todo lo dicho esta en los comentarios de arriba y el review.

    Añado que el maquillaje fue muy muy bueno, podría atraverme a decir que mejor que algunos que haya visto en películas de más presupuesto.

    Y pues nada, se viene el ansiado The God Complex, no sé por que, pero ya casi lo veremos.

A %d blogueros les gusta esto: