¿Fringe ha “saltado el tiburón”?

Lo mejor del último episodio

 

Spoilers si no se ha visto el episodio Os

Hasta ahora Fringe ha sido por lejos una de las mejores series de TV con una trama realmente notable sobre el conflicto entre los dos universos, al menos hasta el último episodio. Empezamos con el divertido cameo de Jorge “Hurley” García fumando alguna hierba junto con Walter, cosa que final de cuentas ha sido lo mejor del episodio.

Cuando se hacen más de veinte episodios como en la TV estadounidense es inevitable que haya episodios relativamente débiles y que no aportan demasiado a la trama, pero cumplen al final del día. Eso era Os el último episodio de Fringe que nos presentaba una trama sobre un padre que trata de devolverle a su hijo lisiado la habilidad de caminar, todo esto sin importarle cuántos ensayos fallidos hubiera en el camino. Hasta allí todo bien, el disparate llegó al final. Si querían hacer volver al notable Leonard Nimoy -William Bell- había decenas de formas de hacerlo mejor, habría sido mucho mejor por ejemplo que hubieran encontrado su consciencia en alguna supercomputadora del avanzado universo paralelo y transferirla luego a algún cambiaformas, eso habría funcionado relativamente bien. Pero no,  resulta que la consciencia de William Bell estaba escondida en una campana (cosa que podría haberse dejado pasar)  y  para enredarlo todo definitivamente resulta que  al tocar esa campana, sin siquiera estar en la misma habitación, Olivia parece estar “poseída” por Bell… WTF?!?!?!

Cuando se hace ciencia ficción es fundamental ser fiel al propio mundo que se creó. Por ejemplo si el día de mañana vemos que El Doctor puede volar o que los zombies de The Walking Dead resultan ser clones que vienen del futuro  todos saltaríamos de nuestros asientos. Ese es el pecado del último episodio, Fringe se ha traicionado a sí misma.

Esperemos que los guionistas sepan resolver el lío en que se han metido… de verdad que sí.

Anuncios

1 comentario

  1. lelelidia

     /  15 de marzo de 2011

    A mi personalmente, no me parece tan malo

A %d blogueros les gusta esto: