Doctor Who, Cold Blood (parte 2)

¿Qué han hecho?

Spoilers si no se ha visto el episodio.

¡Uf! que episodio, escrito por Chris Chibnall (que ya había escrito 42 para la tercera temporada) es probablemente el mejor en lo que va de la serie 5.

Cuando las habilidades de mediador del Doctor ya estaban dando frutos y evitando la guerra, las mujeres están a punto de  arruinarlo todo (sí bastante machista). Por un lado Ambrose, como suponíamos, ha matado a Alaya echando abajo el principio de acuerdo entre Silurans y humanos y por su parte Restac ha iniciado una revolución decidida ha iniciar la guerra contra los simios. Son entonces el Doctor y el embajador Siluran los que arreglan las cosas, de manera que los Siluran retornan a su hibernación por 1000 años hasta que los humanos estén listos para compartir el planeta. Sí, parece poco contado así para un episodio lleno de tensión y grandes momentos… pero lo mejor estaba por venir.

Cuando pensábamos que habíamos asistido a un muy buen episodio de Doctor Who, la grieta en el espacio-tiempo aparece de nuevo. Si antes pensamos que Russell T. Davies había sido demasiado brutal con Donna, pues Moffat ha decidido ir un paso más allá y simplemente borrar -literalmente- a Rory de la historia. El Doctor, intrigado por la grieta que todos conocen menos él decide investigar un poco y sacar algo de ella. Esto da tiempo a Restac de hacer una aparición final y dispararle al Doctor, solo que Rory se interpone y muere en los brazos de Amy. Y por si fuera poco la grieta se está expandiendo y amenaza con borrarlo todo, el Doctor lleva entonces a la fuerza a Amy a la seguridad de la TARDIS, pero el cuerpo de Rory sí es alcanzado por la luz de la grieta y toda su existencia es borrada, incluída la memoria de Amy de él (gran escena de Karen Gillan y Matt Smith). Rory ha muerto y  lo ha hecho dando su vida por el Doctor convirtiéndose en otra carga más para éste.

Hasta ahora, al menos en la serie nueva, nunca habíamos visto morir a un companion, se necesitan agallas para eso. Pero claro, conociendo que toda la serie se trata de un lío temporal y el gusto de Moffat por las paradojas, apostaría que veremos a Rory de nuevo. Y cuando aún no nos recuperábamos de la muerte de Rory, el Doctor revela en un gran cliffhanger lo que sacó de la grieta temporal:

WTF!!!!

.

La próxima semana la calma antes de la tormenta final con el esperado encuentro entre el Doctor y Vincent Van Gogh.

Actualización: Muy interesante artículo de denofgeek.com sobre la muerte de companions en Doctor Who.

Anuncios

1 comentario

  1. Con lo que me gustaba Rory :'( Tenía una sensatez que no vimos en el inmaduro Mickey aunque luego evolucionara, y un sentido de humor tan fino y tan inglés… espero que sí se reescriba el tiempo y reaparezca :)

A %d blogueros les gusta esto: