Doctor Who, The Hungry Earth (parte 1)

Spoilers si no se ha visto el episodio.

Estamos ante un clásico episodio de Doctor Who, el Doctor quiere ir a Rio pero la TARDIS quiere otra cosa y llega a la Tierra en el futuro año 2020 justo a tiempo para enfrentar al monstruo de turno: los Siluran, clásico enemigo del Doctor que no se había visto en la nueva serie y cuya última aparición fue en los años 80 con el quinto Doctor (Peter Davison). Los Siluran son reptiles humanoides que habitan las entrañas de la Tierra y que de hecho son los habitantes originales del planeta y ahora planean recuperarlo y borrar del mapa a los “simios” que ahora ocupan su superficie, claro después de ser atacados por éstos que siempre sedientos de recursos perforan y perforan la Tierra hasta llegar a su hogar.

Esta vez el Doctor, supongo que apesadumbrado por su pasado, ya no quiere cargar con el peso de otra especie extinguida y decide actuar de mediador y tratar de lograr un acuerdo entre ambos. Para desgracia del Doctor los Siluran son tan belicosos como los humanos, así que no la tendrá fácil. Para empeorar las cosas se han tomado prisioneros por parte de ambos bandos, los humanos a tienen una guerrera de nombre Alaya que parece claro que no vivirá mucho tiempo más. Los Siluran por su parte tienen a Tony -capturado previamente- , a Amy y un niño de nombre Elliot (hijo de Tony). Estos dos últimos capturados por culpa del propio Doctor, Amy literalmente arrancada de sus manos -muy buena escena- y en cuanto a Elliot éste decide ir a buscar sus audífonos y el Doctor estúpidamente lo deja salir a pesar del peligro. Así que las cosas no lucen bien para los Siluran, ya tienen de rehén a un niño por culpa del Doctor y como si no fuera suficiente tienen a Amy. Y si hay algo que cabrea al Doctor es que se metan con su compañera.

Curioso como este Doctor no siempre tiene el control de todo y las cosas se le escapan de las manos, aún más que los anteriores. Sí, tanto 9 como 10 han puesto en peligro a sus compañeras y no siempre tenían el control de todo, pero ninguno de ellos habría dejado salir a Elliot tan fácilmente. En resumen, muy buen episodio al más clásico estilo de Doctor Who, eso sí con un tono más oscuro del habitual.

Concluye la próxima semana con la parte 2 Cold Blood (y ya nos acercamos a la recta final).

Y por último, como no mencionar a estos dos. Apostaría que algo más se traen entre manos, pero dudo que lo sepamos antes del final de temporada.

¿Sólo pasaron a saludar?

Anuncios

2 comentarios

  1. En casa “jugamos” a recordar al actor/actriz que ya ha aparecido en anteriores capítulos pero en diferente personaje. Esa cara me suena :)

  2. tango

     /  27 de mayo de 2010

    un buen episodio lastima que el nuevo diseño de los silurians les hayan quitado el tercer ojo como lo tenian antes en la serie vieja

A %d blogueros les gusta esto: